Educación

La educación, además y más allá de generar aprendizajes, colabora al desarrollo de las personas y al reconocimiento del otro como digno de confianza. Permite a su vez que las personas contribuyan a sus comunidades, pues, aunque en sí misma no resuelve los problemas, ningún problema serio se va a resolver sin ella. Sin embargo, los sistemas educativos suelen producir ciudadanos pasivos y disciplinados en lugar de libres y críticos. Buscamos fortalecer procesos e iniciativas que están ya generando una educación liberadora.

 


Foto Portada
Semillas de cambio

por Clara Migoya

Con la modernidad y la urbanización se ha acentuado una desconexión con el mundo natural que marca aspectos tan centrales de nuestra vida como la alimentación. Los huertos educativos ofrecen una oportunidad para resignificar el vínculo que tenemos con nuestros alimentos y promover otra forma de aprendizaje. Estar afuera, con las manos en la tierra, nos obliga a observar más atentamente; ser metódicos, estar a merced de otras formas de vida que se tejen alrededor de los cultivos y encontrar, en el esfuerzo campesino y el propio, gratitud en los alimentos que a menudo damos por sentado. Esta historia retrata la esencia de una Red que, aprendiendo al lado de las generaciones más jóvenes, invita al cambio.

Cauce ciudadano foto 1
La paz se construye desde el barrio

por Étienne von Bertrab

En un país azorado por niveles inéditos de violencia, la idea de que ‘si mueren los criminales no pasa nada’ sintetiza un discurso normalizado en la sociedad mexicana y convertido, a su vez, en política pública. Para Cauce Ciudadano, organización dedicada a la construcción de paz desde los barrios de nuestras ciudades, la estrategia policiaca y punitiva del Estado mexicano no solo no logra reducir la violencia, sino que la reproduce y, siendo incapaz de construir una cultura de paz, atenta contra el futuro de México. Cauce Ciudadano marca una ruta distinta y promisoria en el trabajo con quienes son principales víctimas y victimarios: los jóvenes. Y es que, como ellos lo expresan, “Las juventudes no son peligrosas. Están en peligro.” Lo que esta organización logra en los barrios no es menor: transformar la conflictividad y crear nuevos protagonistas sociales.

Asesor


Manuel Gil Antón

Colaboradores


Clara Migoya

Étienne von Bertrab

Andres Sanchez Ascencio - Albora

Andrés Sánchez Ascencio

El camino de un México - Albora
El camino de un México lector

por Andrés Sánchez Ascencio

En el México que vivimos lo último en que se piensa es la lectura. Pero no porque se considere que carezca de provecho, sino porque está negada del espacio físico. Su medio de existencia es a través de los libros y los libros en el espacio público prácticamente no existen. Son objetos elitistas, destinados a ciertos sectores de la población. Entonces el problema no es la gente, ni la ignorancia. Es la negación de acceso al libro, ¿cómo conocer lo que no existe? La Brigada para Leer en Libertad es una asociación civil de militancia cultural que se dio cuenta de este problema.